relato corto de mario benedetti

Relato corto de Mario Benedetti: Las persianas

El uruguayo Mario Benedetti es un autor que no puede faltar en ningún blog dedicado al género del cuento. Autor de una vasta y meritoria obra narrativa, nos ofrece hoy uno de sus relatos cortos: “Las persianas”.

La narración nos ofrece la estampa de un hombre soltero –quizá a su pesar– que no rehúye el contacto físico con las mujeres, con las que al parecer no tiene demasiado éxito (siempre lleva encima preservativos que acaban por estropearse). “Las persianas” ahonda en la visión, a veces equivocada, que tenemos sobre el prójimo.

Leer másRelato corto de Mario Benedetti: Las persianas

relato corto sobre la infidelidad

Relato corto sobre la infidelidad

El escritor argentino Eduardo Mallea (Bahía Blanca, 1903 – Buenos Aires, 1982), nos ofrece en este relato corto, “Esto sí que no podía esperarse”, la historia de una infidelidad. O mejor dicho: la historia sobre cómo un tipo gris y solitario, el personaje principal del cuento, gestiona un dato que le han hecho llegar: una mujer le es infiel a su marido.

Apestain, que así se llama el personaje, conoce a los tres implicados en el triángulo amoroso: al amante, al marido y a la esposa. ¿Qué hacer con esa información sobre tres personas acostumbradas a mirarle por encima del hombro? Por primera vez en su vida, se siente presa de una emoción…

Leer másRelato corto sobre la infidelidad

Marqués de Sade

Relato corto para adultos del Marqués de Sade

Hoy leeremos un relato corto para adultos de uno de los autores más temibles: el marqués de Sade, título como se conocía y conoce al escritor y filósofo francés Donatien Alphonse François de Sade. Autor de novelas, cuentos, ensayos y obras de teatro, el Marqués de Sade prefería dejar a un lado la exposición de la virtud y ensalzar a su vez el pecado.

Sopa de pescado, Francisco Rodríguez Criado

Nueva grabación del cuento ‘Sopa de pescado’

Os voy a contar una pequeña historia. Hace muchos años, concretamente en 1998, me senté a escribir. Así, de la noche a la mañana… Nunca había sentido pasión por la literatura, pero ¿qué más daba? Yo quería escribir y eso hice aprovechando que la ignorancia es atrevida. Escribí cuatro o cinco cuentos peregrinos que no iban a ninguna parte, cuatro o cinco cuentos que no revelaban ni remotamente que hubiera en mí un escritor de verdad. Pero ocurrió que después de la ardua escritura de esos cuentos bastardos me senté una mañana y parí una historia de la que aun hoy guardo un grato recuerdo: “Sopa de pescado”.

Leer másNueva grabación del cuento ‘Sopa de pescado’

Relato corto de José Donoso

Relato corto de José Donoso: Una señora

No recuerdo con certeza cuándo fue la primera vez que me di cuenta de su existencia. Pero si no me equivoco, fue cierta tarde de invierno en un tranvía que atravesaba un barrio popular.

Cuando me aburro de mi pieza y de mis conversaciones habituales, suelo tomar algún tranvía cuyo recorrido desconozca y pasar así por la ciudad. Esa tarde llevaba un libro por si se me antojara leer, pero no lo abrí. Estaba lloviendo esporádicamente y el tranvía avanzaba casi vacío. Me senté junto a una ventana, limpiando un boquete en el vaho del vidrio para mirar las calles.

Leer másRelato corto de José Donoso: Una señora

El primer cuento que publicó Salinger

Jerry, como le decían en la familia, apenas consiguió el éxito, buscó un lugar de residencia donde no llegara nadie. Eligió una localidad remota llamada Cornish. Puso vallas altas y electricidad en los cierros. Detestaba a los periodistas. Esta actitud desató una furia reporteril por adentrarse en su vida, en su pasado y en su presente, ¡y vaya si se encontró leña para poner en la estufa! Por ejemplo, se descubrió que le gustaban las jovencitas. Tenía arte para seducir a chicas casi niñas. Era gruñón y hasta un poco autista. Siempre se acercó a las corrientes esotéricas, practicó el budismo zen y de mayor adoptó el rito de beberse su propia orina. Esto no era una excentricidad, sino una filosofía de vida.

Leer másEl primer cuento que publicó Salinger

Relato de José Luis Ibáñez Salas: La novia que no tuve se llamaba Ramón

Hay algo que me deja más tranquilo cuando me entran las dudas sobre si ella existió o si ella es un fruto idiota de alguna tara de mi imaginación. Su nombre y el recuerdo indudable del día en que la vimos muerta. Del día aquel en el que llovía a mares sobre mi barrio, que era donde estaba mi instituto, del día aquel en el que el color rojo de la sangre de ella inundó la plaza de la Lealtad y se desparramó a través de las bocas de alcantarilla hacia la nada que a veces ruge bajo mi ciudad. Ella se llamaba Ramón. J.L.I.S

Leer másRelato de José Luis Ibáñez Salas: La novia que no tuve se llamaba Ramón

relato corto de O. Henry

Relato corto de O. Henry: El romance de un ocupado bolsista

O. Henry (1862-1910), seudónimo de William Sydney Porter, fue un escritor prolífico y de mucho éxito. Su ironía, astucia y picardía narrativa le hicieron célebre en su época, y aun hoy, más de un siglo después de su muerte, seguimos leyendo sus relatos cortos con la pasión de sus contemporáneos.

Hoy os ofrezco uno de sus cuentos, “El romance de un ocupado bolsista”, que narra en un corto espacio del tiempo la apresurada vida laboral de un hombre de la Bolsa y su comportamiento respecto al género femenino.

No desvelaré más la trama; diré tan solo que gracias al giro del final resulta difícil concluir la lectura del cuento sin esbozar una sonrisa, con la sensación incluso de que O. Henry nos ha tomado (narrativamente) el pelo.

Este tipo de finales climáticos no es una excepción en O. Henry, más bien todo lo contrario. Tanto es así, que se puso de moda la expresión “un final a lo O. Henry”.

Leer másRelato corto de O. Henry: El romance de un ocupado bolsista