Plumas Parker. Calidad y tradición en estilográficas

Las plumas Parker debería ser una de las primeras opciones a la hora de comprar una estilográfica. Por historia, por calidad y por precio. Parker es una de las marcas de plumas estilográficas más antiguas. Fundada en 1888 por George Safford Parker, ha estado durante todo este tiempo al pie del cañón, ofreciendo innovación y calidad a sus clientes.

Entre los años 40 y 60 del pasado siglo, sus ventas decayeron a favor del bolígrafo, que se había impuesto como artículo de escritura “para todo”. Parker intentó levantar el vuelo la Parker 51, que tenía la bondad de secarse “en el acto” gracias a su tinta Superchrome, que no acabó por cuajar, si bien lo haría más tarde con la tinta Quink. (Hoy día Parker tiene un amplio catálogo en bolígrafos). 

Parker es un icono. No hay más que recordar a José Luis López Vázquez en La colmena, película sobre la famosa novela de Cela, jactándose en el Café de doña Rosa de su nueva adquisición: una Parker, símbolo en la época de distinción (y, salvando las distancias, también ahora).

Parker ha creado muchas plumas estilográficas  de éxito durante su trayectoria. Estos son algunos ejemplos:  Jointless (1899), Jack Knife Safety (1909), Vacumatic (1932), Parker 51 (1941), Jotter (1954), Parker Sonnet (1993) o Parker Vector (2000).

Hoy día Parker fabrica plumas de calidad a precios razonables, muy asequibles, aunque también fabrica plumas de lujo como la Parker Duofold Classic. que puede verse en la imagen destacada de este post, al comienzo. 

Estas son algunas de las plumas Parker que puedes comprar en 2018

 

Artículos relacionados

Última actualización el 2018-12-19 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.